Archivo de la etiqueta: Asiaticas

Yakisoba

Y ahora vamos a preparar Yakisoba. Son originarios de China (conocidos como Chow Mein) y su traducción es literalmente Tallarines FritosLos Yakisoba son realmente fáciles de preparar, ya que los venden en paquetes de fideos instantáneos.  Sólo hay que echarlos en agua hirviendo y en 5 minutos ya están listos. Los que más me gustan, y creo que son los mejores para hacer este plato, son los que aparecen en la imagen (en el siguiente post os comentaré donde encontrar gran variedad de productos asiáticos) . Pienso que son los que más se aproximan al sabor que tienen los que pides en los restaurantes japoneses.

Yakisoba

Bueno, pues os voy a contar como los preparo yo en casa.  Lo primero es cortar las verduras en juliana, lo mas finas posibles. Luego las sofreímos en una sartén grande con un chorrito de aceite hasta que queden pochadas y reservamos. Las verduras que utilizo son:

– 1 cebolla

– 1 zanahoria

– 1 pimiento verde grande

– Un poco de cebollino

– 1 repollo

De todas formas podéis usar las que más os gusten. Y a partir de aquí ya decidimos si queremos hacerlos con pollo, o con gambas o con las dos cosas. Bueno, en realidad podéis hacerlos con lo que queráis (yo los hago con estos dos). Salteamos el pollo cortado en lonchas finitas y las gambas las echamos al final,  porque se hacen más rápido y sino se pasarían demasiado y quedarían muy blandas.

Los Yakisoba que hicimos el otro día

Luego hervimos los tallarines.  Cuando estén listos (a mi me gustan un poco al dente) les quitas casi todo el agua, dejando algo menos de un dedo, y le echamos los polvos que vienen en el paquete. Dejamos un poquito de agua para que se mezcle bien y luego no se sequen. Una vez  que estén bien mezclados los vertimos en la sartén junto con el resto de ingredientes y removemos bien hasta que esté todo bien unido.

Por último, a mi me gusta freír un huevo y romperlo encima, removiéndolo todo de nuevo. Los servimos en una fuente grande poniéndoles encima Katsuobushi (copos de bonito seco rallado), que son unas laminas muy muy finas. Son saladas, con sabor a pescado y que puestas nada mas servir los Yakisoba se agitan debido al calor. Les dan un aspecto diferente y también potencian su sabor. Así es como quedan. ¡Espero que os gusten!

Yakisoba terminado

Anuncios

Makis

Hace tiempo quedé con mis amigos Álvaro y Lucía para cenar en su casa y decidimos preparar varios platos de cocina asiática, en este caso hicimos makis.

En realidad son muy fáciles de preparar, lo único que hay que tener es un poquito de paciencia. A mi me resulta bastante entretenido y si además estamos con buenos amigos de charla, pues ya ni te cuento.

Vamos a necesitar:

– Arroz estilo japones (sumeshi)

– Una esterilla de bambu enrollable (makisu)

– Vinagre de arroz

– Alga nori (un alga comestible tradicionalmente cultivada en Japón y que contiene un montón de propiedades estupendas)

– El relleno con el que queramos hacer el maki y la soja y el wasabi (pasta de rábano picante japones).

Si hacemos los del arroz por fuera (Uramakis) también usaremos huevas de pez volador (masago) o semillas de sésamo.

Podemos elegir el pescado que queramos y combinarlo con muchas cosas, como queso crema (philadelphia), pepino, zanahoria,aguacate, etc. Nosotros en este caso los hicimos con salmón, aguacate, palitos de cangrejo y queso.

Alvaro preparando los makis

Primero preparamos el arroz (unos 450 gr para 50 piezas aprox). Para cocerlo antes tenemos que quitarle el almidón, y para ello, lo tenemos que lavar. Lo vertemos en un cuenco grande, lo cubrimos con agua y lo escurrimos con un colador, así hasta que veamos que el agua sale clara.

Arroz limpio en el cuenco

Ya está listo para cocer. Ahora vertemos el arroz escurrido en la olla y lo cubrimos con agua (para 500 ml de arroz, medido con un cazo, introducir posteriormente 550 ml de agua). Dejamos la olla abierta hasta que empiece a hervir el agua y luego lo tapamos dejándolo unos 7 u 8 minutos con el fuego a baja intensidad, entones apagamos el fuego y sin apartar la olla  dejamos la tapa y esperamos que el arroz termine de hacerse con el vapor.

Ahora tenemos que dejar que el arroz se enfríe. Lo pasamos a una fuente grande y le vamos añadiendo el vinagre de arroz (dependiendo de la cantidad de arroz que hagamos, con un chorrito es suficiente) y esperamos que se quede a temperatura ambiente.  Si no, a la hora de hacer los rollos se pegaría demasiado y no tendría la consistencia adecuada.

Y el último paso es ya hacer los rollos.  Extendemos la esterilla y la cubrimos con film de plástico (así evitamos que la esterilla se ensucie y queden bacterias), ponemos el alga nori quedando a la vista la parte mate y esparcimos el arroz (1 cm más o menos de grosor). Tenemos que dejar los bordes sin arroz para que sea más fácil pegarlos al terminar de enrollarlos (igual que en la imagen)

Colocación de el relleno y el arroz

Y como veis, el relleno hay que colocarlo un poco por debajo de la mitad del alga, así será más fácil enrollarlo. Cogemos la parte inferior de la esterilla y envolvemos los ingredientes y el arroz con ella.  A medida que vamos enrollando vamos prensando suavemente, con el pulgar y el índice, para que el preparado sea más compacto.

Enrollando los makis

Antes de darle la última vuelta mojamos el borde de alga que quedó sin arroz para que se pegue bien. Y ya está, ya tenemos el rollo listo.

Si queremos hacer los makis con el arroz por fuera, solo tenemos que darle la vuelta una vez que hallamos esparcido el arroz y poner el relleno sobre la parte limpia del alga nori, centrándolo en la parte inferior (como en la foto anterior)

Makis terminados

Ya solo nos queda cortarlo. Para esto necesitamos un buen cuchillo muy afilado. Mojamos un poco el filo y damos cortes firmes, de una solo pasada, para no deshacer el rollo. Con un poquito de wasabi y soja ya estamos listos para usar los palillos!